Bajar de peso no es una tarea fácil, pero de la mano de un profesional y con un seguimiento adecuado puede hacerse realidad.
Lo primero es realizarse una valoración médico nutricional completa, donde se valore el estado de salud, el peso, su relación con la edad y la talla, la composición corporal y se analicen tus hábitos nutricionales.
Lo segundo es realizar estudios de laboratorio que permitan descartar alteraciones metabólicas que puedan ocasionar sobrepeso, tales como hipotiroidismo, consumo de medicamento, deficiencias de vitamina D, entre otras.
Lo tercero es realizar un plan de manejo que incluya un programa nutricional, de ejercicio y si es el caso farmacológico para lograr una reducción de peso saludable y estable en el tiempo.